La extinción de conductas inadecuadas

     Muchas veces los psicólogos nos encontramos con la difícil tarea de hacer ver a los padres que, en muchos casos, lejos de estar logrando eliminar o reducir en la medida de lo posible determinadas conductas (disruptivas o inadecuadas) de sus hijos, están en realidad manteniéndolas con atención. Para entender esto hay que tener en cuenta que a un niño se le puede prestar atención de muchas formas y algunas de ellas no consisten precisamente en decirle cosas positivas o hacerle regalos.

Con las rabietas lo podemos ver claramente. En el siguiente vídeo se ilustra muy bien qué es lo que está buscando el niño y cómo el adulto aplica muy correctamente el procedimiento de extinción operante (eliminando la consecuencia reforzante que hasta ese momento ha podido estar manteniendo la conducta -la atención prestada con verbalizaciones, miradas, gestos, etc.-). He de decir, incluso, que el hecho de que el perro también salga de la situación es una medida adecuada para que ésta deje de ser reforzante para el niño, quedándose él completamente solo, sin nada gratificante o emocionante a su alrededor.

Lógicamente, no se trata de “ignorar” al niño indiscriminadamente o de forma cruel, como muchos padres alegan, sino de extinguir los comportamientos inadecuados para que éstos dejen de darse (al no recibir las consecuencias esperadas u obtenidas hasta ese momento). Y esto ha de combinarse, al igual que ocurre con los procedimientos de castigo, con el reforzamiento de conductas incompatibles o adecuadas.

Hay que tener presente que cuando se deja de obtener la consecuencia esperada, buscada o deseada, lógicamente se deja de emitir la conducta (es cuando nosotros decimos que se ha “extinguido” dicho comportamiento). Aquí se ve como el niño no es torturado ni queda traumatizado, pues en cuanto el adulto desaparece, el niño deja de llorar y en cuanto éste entra en su campo visual, vuelve a patalear (incluso dramatizando). No olvidemos, además, que a los niños enseguida se les olvidan las cosas (viven más a corto plazo y no tanto a largo plazo) y si están disgustados en un momento dado (por no tener lo que quieren), rápidamente se les pasa. También han de aprender a tolerar un poco esos sentimientos o emociones de frustración, aprendiendo a aguantarse en ciertas situaciones, a no obtener siempre lo que quieren o de manera inmediata, etc. Asimismo, los niños saben discriminar muy bien y aprenden qué tipo de conductas les llevan a qué tipo de consecuencias. Posiblemente este niño ha sido muy reforzado por este tipo de “dramatizaciones” y ahora busque la atención de los adultos de esta manera (lógicamente), pero si no se le brinda dicha atención con esos “numeritos” y, sin embargo, se le atiende, refuerza, elogia, etc. cuando se comporta adecuadamente (ej.: estando tranquilo, sonriendo, jugando, emitiendo gestos cariñosos, etc.) modificará su comportamiento y aprenderá a recurrir a esas conductas (mucho más deseables) para obtener la atención que busca.

No obstante, no olvidemos que cada caso es distinto y por eso precisa una evaluación individualizada que permita hacer un análisis funcional del problema y, seguidamente, establecer los objetivos terapéuticos oportunos y las técnicas de intervención más apropiadas. Esto quiere decir que lo que es válido o útil (desde el punto de vista terapéutico) para unos casos, puede no resultarlo para otros, ya que la importancia o el énfasis ha de hacerse en la función de los distintos elementos intervinientes, no tanto en el contenido (ej.: si bien para un niño mirarle con mala cara puede funcionar como castigo, para otro puede funcionar como un potente refuerzo al estar prestándole ya un mínimo de atención).

(*) Artículos relacionados:
- Trastornos del comportamiento en el aula y su tratamiento: http://galaalmazananton.wordpress.com/2011/07/02/trastornos-del-comportamiento-en-el-aula-y-su-tratamiento/

About these ads

Acerca de Gala Almazán Antón

Correo electrónico: gala.almazan@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s