Las claves para encontrar pareja en Facebook (Parte IV)

     Como sabemos, el primer paso de Facebook es el registro, ya que no podemos acceder a ningún tipo de información de perfiles de la red sin estar dados de alta antes. En este sentido, para poder registrarnos es importante que demos nuestro nombre real para que puedan localizarnos todos nuestros contactos de la forma más rápida posible, además de que es la primera información básica que podemos dar (y si empezamos mintiendo en eso, cuando nuestro propósito es conocer gente e incluso encontrar pareja, perderemos mucho tiempo). En Facebook, cuando nos registramos, nos piden el nombre y apellidos, un correo electrónico (que es preciso confirmar para completar el registro –de lo contrario, es posible que ciertas aplicaciones o información de otros perfiles estén restringidas-), la contraseña, el sexo y la fecha de nacimiento (la cual se puede mostrar completa, incompleta u ocultar directamente). Ya cuando vamos a elaborar nuestro perfil, nos preguntan por el Instituto y Universidad donde estudiamos y nuestra formación académica , así como la empresa para la que trabajamos o nuestro trabajo actual. También nos piden foto, así como información sobre música, libros, películas, programas de televisión, juegos, etc. Información adicional tiene que ver con nuestra ciudad actual y la de origen, los idiomas que hablemos, nuestra familia (incluso existe ahora la opción de elegir, de todos los contactos que tenemos, qué parentesco guardamos con cada uno). También podemos destacar unos contactos sobre otros en nuestro perfil según categorías o listas elaboradas por nosotros, lo cual es altamente recomendable, especialmente para aquéllos que tienen una vida social muy intensa o muchos contactos. Un usuario puede crear listas de contactos personales con las que tener clasificados a todos sus conocidos dentro de una serie de categorías determinadas por uno mismo y que los demás no tienen por qué conocer. De este modo, organizar y realizar búsquedas de contactos se vuelve mucho más fácil. También hay gente que incluye información sobre su religión, ideología política, gente que les inspire o a la que admiren, deportes, equipos o deportistas favoritos, actividades que les gusta realizar e intereses. Y ya como información más personal, también se puede publicar algún teléfono, dirección, ciudad, población y código postal, así como la página web. En relación a todo esto, conviene poner un poco de todo, esto es, si nos gusta hacer actividades en solitario, está bien ponerlo (para no generar sorpresas y darnos a conocer), pero hay que procurar atraer la atención de nuestros lectores y, sobre todo, crear la posibilidad de que existan varios posibles temas de conversación con los demás (ej.: si alguien adora pasarse el día durmiendo, está muy bien, es respetable y lo puede poner; pero si sólo pone eso, es poco probable que atraiga la atención de los demás, sobre todo porque éstos no sabrán muy bien de qué hablar con esa persona).

Una vez hemos creado nuestro perfil en Facebook y queremos comenzar a hacer uso de esta página, es importante que decidamos cuáles de todas las herramientas que Facebook pone a nuestra disposición queremos comenzar a usar como parte de nuestra estrategia de acceso y contacto con la gente. Por una parte están los perfiles (para personas físicas o reales), mientras que luego están los grupos (bastante limitados y que sólo permiten la adhesión de unos pocos miembros) o las páginas (sin ningún tipo de limitación en cuanto a seguidores se refiere). Normalmente las marcas y empresas se manejan con este último tipo de páginas y no con los perfiles. En cualquier caso, lo importante es conseguir el mayor número de amigos, contactos o seguidores posible para que todos ellos puedan contactar con nosotros y salgamos como sugerencia a los contactos de esos contactos. Hay que tener presente que entre los usuarios de estas páginas existe también el fenómeno “boca-a-boca”, aunque por Internet y de forma diferente, de manera que amigos de los amigos de nuestros amigos pueden llegar a conocer nuestro perfil o algún contenido del mismo si sabemos “navegar” bien por estas páginas. Concretamente, a través de enlaces, comentarios o mensajes entre ellos, pueden compartir información sobre nosotrosn, lo cual a veces es decisivo a la hora de expandir contenidos o dar a conocer perfiles que la gente considere atractivos, innovadores, creativos o interesantes. Por lo que hay que aprender a sacar partido a las herramientas de búsqueda y gestión de contactos ofrecidas por la página. Es decir, cuantos más contactos se tengan en estas páginas, mejor, pues las sugerencias de amistad funcionan en base a esto (por lo que cuantas más personas nos sirvan como punto de unión, mejor). Esto lo utilizan especialmente las empresas o personas que quieren dar a conocer su negocio o proyecto, por lo que es una buena estrategia también para darse a conocer uno mismo.

Anuncios

Un comentario en “Las claves para encontrar pareja en Facebook (Parte IV)

  1. Pingback: Entrevista en Libertad FM | Gala Almazán Antón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s