Pon una sonrisa en tu vida

     A diferencia de lo que se pueda creer, hay que tener presente que muchas veces no es tanto el hecho de que sonreímos por estar felices, sino que muchas veces estamos felices porque sonreímos. Es decir, sonreír ya tiene un efecto sobre uno mismo, algo que se puede comprobar en cualquier momento y que paso a explicar a continuación.

Si atendemos a los procesos de condicionamiento clásico, vemos que si cada vez que una persona está contenta sonríe, estará estableciendo una asociación entre ambos elementos (“sonreír” y “emociones positivas que está experimentando en ese momento”). Por lo que si ambos elementos se dan siempre juntos, llegará un momento en el que ese propio gesto tendrá la capacidad de elicitar esas emociones (recordemos que podemos condicionar o establecer relaciones o asociaciones con gran variedad de elementos que estén presentes en un momento dado).

Por eso la “moraleja” de todo esto es que sonreír ayuda a sentirse bien y, dado que no cuesta nada “poner una sonrisa en tu vida”, anímate a hacerlo, pues te animarás por ello.

Anuncios

Un comentario en “Pon una sonrisa en tu vida

  1. Pingback: Fingir o no fingir « marinagbiber

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s